Departamento: ORIENTACIÓN
Profesora: Susana Calderón

LA INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA

1.- OBJETIVOS

El objetivo fundamental de este tema es mostrar a los alumnos que otros programas educativos son posibles. Este trabajo espera mostrarles que la educación tiene muchas formas y maneras posibles. Así mismo, estudiarán la figura de Francisco Giner de los Ríos que luchó con ilusión por proponer otras metodologías que no son las establecidas y demostró que la educación va mucho más allá de aprender contenidos teóricos.

La Institución Libre de Enseñanza fue un proyecto educativo ilusionante que estaba por encima de las reglas establecidas.

2.- CONTENIDOS

   La Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por un grupo de catedráticos (entre los que se encontraban Francisco Giner de los Ríos, Gumersindo de Azcárate y Nicolás Salmerón), separados de la Universidad por defender la libertad de cátedra y negarse a ajustar sus enseñanzas a los dogmas oficiales en materia religiosa, política o moral.

    Ello los obligó a proseguir su tarea educadora al margen de los centros universitarios del Estado, mediante la creación de un establecimiento educativo privado, cuyas primeras experiencias se orientaron hacia la enseñanza universitaria y, después, a la educación primaria y secundaria.

    En el proyecto participaron Joaquín Costa, Augusto González de Linares, Hermenegildo Giner, Federico Rubio y otras personalidades comprometidas en la renovación educativa, cultural y social.

    A partir de 1881 empezaron a formar parte del cuerpo docente de la Institución profesores formados en ella (Manuel Bartolomé Cossío, que sucederá a Giner al frente de la ILE, Ricardo Rubio, Pedro Blanco, Ángel do Rego, José Ontañón, Pedro Jiménez-Landi...), cuya labor afianzará el proyecto institucionalista y garantizará su continuidad.

    Desde 1876 hasta la guerra civil de 1936, la ILE se convirtió en el centro de gravedad de toda una época de la cultura española y en cauce para la introducción en España de las más avanzadas teorías pedagógicas y científicas que se estaban desarrollando fuera de las fronteras españolas.

    Testimonio de este vigor innovador es el elenco de colaboradores del Boletín de la Institución Libre de Enseñanza (BILE), en el que aparecen figuras de dimensión internacional, como Bertrand Russell, Henri Bergson, Charles Darwin, John Dewey, Santiago Ramón y Cajal, Miguel de Unamuno, María Montessori, León Tolstoi,

    Bajo la influencia de Giner y la Institución se emprendieron desde organismos públicos importantes reformas en los terrenos jurídico, educativo y social, y se crearon organismos como el Museo Pedagógico, y la Junta para Ampliación de Estudios, de la que dependían el Centro de Estudios Históricos, el Instituto Nacional de Ciencias Físico-Naturales o la Residencia de Estudiantes.

    En torno a la Junta y al Museo cristalizaron desde 1907 hasta 1936 intentos de reforma científica y educativa que dieron lugar a iniciativas pioneras: El Instituto Escuela, las pensiones para ampliar estudios en el extranjero, las colonias escolares de vacaciones, la Universidad Internacional de verano o las misiones pedagógicas, actuantes durante la Segunda República.

    Tras la muerte de su principal inspirador, en 1915, se crea la Fundación Francisco Giner de los Ríos (el 14 de junio de 1916), con el encargo de velar por el patrimonio de la Institución y proseguir con la tarea educadora iniciada por el maestro. Desde 1916 hasta 1936 publica las Obras Completas de Giner.

    La guerra civil de 1936 y la posterior proscripción de la Institución, con confiscación de sus bienes, supusieron un largo paréntesis para sus actividades en España, aunque el proyecto continuó alentando en la labor desarrollada en diversos países por institucionalistas exiliados.

    Si yo os hablara de una escuela que pretende despertar en su alumnado el interés por una amplia cultura general orientada a muy diversas materias, que les prepare para ser ante todo hombres y mujeres capaces de perseguir un ideal, de armonizar todas sus facultades como persona. Una escuela donde la coeducación es un principio esencial, que en su programa educativo no concibe sus diferentes momentos: párvulos, primaria, secundaria, como uno sólo, sino como un continuo, donde se desarrolla la educación general. Donde no se estudian sólo asignaturas, sino que las diversas enseñanzas marchan todas paralelas, se aprenden las mismas cosas en todos los momentos, adaptados a cada nivel según el desarrollo que le corresponda. Un espacio donde la clase no sirve sólo para dar y tomar lecciones, sino para enseñar y aprender a «buscar, a reflexionar, a resolver, a componer, siempre personalmente». Donde se da gran valor al trabajo fuera de clase, excursiones, visitas son parte de su programa, son consideradas parte esencial del proceso intuitivo de desarrollo de una persona. Así como fundamental la cooperación con las familias, por su papel en la educación de los niños y las niñas. Seguro que alguno estará pensando en alguna escuela que conoció, en el artículo que hablaba de un centro en algún país extranjero, pero si os dijera que son alguno de los principios y orientaciones de la Institución Libre de Enseñanza, fundada en 1876, seguro que vuestra sorpresa será tan grande como la mía.

   La Institución Libre de Enseñanza fue creada en Madrid por un grupo de profesores universitarios, bajo la dirección de Francisco Giner de los Ríos. La institución llevó a cabo una tarea de renovación cultural y pedagógica sin precedentes. En sus estatutos se declara «ajena a todo el interés religioso, ideología o partido político, proclamando el derecho a la libertad de cátedra, la inviolabilidad de la ciencia y el respeto a la conciencia individual».

Sus ideales y metas cristalizaron en otras instituciones como: el Museo Pedagógico, La Junta para la Ampliación de Estudios, La Escuela Superior de Magisterio, La Residencia de Estudiantes, las Misiones Pedagógicas, entre otros.

   La Institución inspiró el programa educativo de la II República, y pese a las circunstancias históricas, su estilo ha permanecido y se puede apreciar en la labor de centros e instituciones sociales en España y América Latina.

   Son muchos los aspectos abordados por la Institución Libre de Enseñanza, uno de los más relevantes fue la figura del maestro. La preocupación por esta figura queda recogida en este artículo a través del pensamiento de alguno de los educadores más representativos de la Institución.

3.- METODOLOGÍA

En gran grupo,  los alumnos investigan y trabajan sobre la figura de Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza, al tiempo que contextualizan sobre la 2ª República y cómo era la escuela durante este periodo histórico en España.

4. ESQUEMA DEL PROCESO

  1. Elaboran fichas con datos políticos, económicos y sociales de la época.
  2. Seleccionan fotografías de la época para elaborar carteles que exponen en clase.
  3. Leen textos sobre el modelo pedagógico de la Institución libre de enseñanza.
  4. Ven documentales sobre la escuela durante la 2ª República y el proyecto educativo de la Institución Libre de Enseñanza.
  5. Elaboran un eje cronológico con el fin de contextualizar la época histórica (2ª República). 

Con todo el material realizado por los alumnos decoran el aula y exponen contenidos teóricos a sus compañeros.

Search